Infografía sobre audio para centros penitenciarios


La seguridad de los centros penitenciarios es crucial para la seguridad del personal y de los reclusos. Muchas prisiones y cárceles de Estados Unidos están superpobladas, por lo que es fácil que se produzcan altercados físicos. Aunque la mayoría de las instalaciones despliegan algún tipo de sistema de videovigilancia y control de acceso, el audio es una tecnología que a menudo se pasa por alto cuando se trata de proteger estos lugares. Para quienes buscan crear una solución más fiable y completa, la respuesta es la implantación de sistemas de seguridad de audio con software de análisis.

Estadísticas

  • El sistema de justicia penal estadounidense alberga a casi 2,3 millones de personas, en 1.719 prisiones estatales, 102 prisiones federales, 1.852 centros penitenciarios para menores, 3.163 cárceles locales y 80 cárceles de países indígenas.(PrisonPolicy.org)
  • Estados Unidos tiene el 5% de la población mundial, pero tiene el 25% de los presos del mundo.(New York Times)
  • En 2015 se registraron 289 agresiones graves por cada 5.000 reclusos. (Oficina Federal de Prisiones “Agresiones graves a reclusos”). Esto supone una media de 24 casos documentados al mes.

Ventajas del audio

  • Mejores pruebas: el audio proporciona la pieza del rompecabezas que falta cuando el personal de seguridad revisa las imágenes de videovigilancia. Las grabaciones de sonido permiten transcribir verbalmente una situación, eliminando los argumentos de “él dijo, ella dijo” y validando, o refutando, los informes de incidentes.
  • Cobertura mejorada: los centros penitenciarios suelen ser lugares de gran tamaño. El audio aborda las limitaciones del personal ampliando su capacidad de supervisión. Al colocar equipos de audio junto a las cámaras, los agentes pueden recibir una notificación inmediata de una posible amenaza a la seguridad.
  • Reducción de las agresiones – El audio aumenta la disuasión al permitir al personal controlar las interacciones de los reclusos. Cuando una discusión se torna hostil, el personal de seguridad puede trabajar rápidamente para reducir la situación.
  • Eficiencia de la supervisión: el sonido es uno de los primeros indicadores de una amenaza, y lo mismo ocurre con el audio en un sistema de seguridad. En lugar de ver varias transmisiones de vídeo a la vez, los patrones de sonido específicos pueden alertar a los agentes del peligro.
  • Alertas automáticas: los agentes de seguridad autorizados pueden recibir una alerta automática cuando se activa una alarma, lo que reduce en gran medida los tiempos de reacción.

 

¿Tiene alguna pregunta sobre nuestros productos?
¿Quiere saber más sobre lo que podemos hacer por usted?
Contáctenos ahora.