Instalaciones gubernamentales que se beneficiarían del audio


Las instalaciones gubernamentales de todo el país se enfrentan a desafíos únicos en las operaciones diarias, desde el vandalismo hasta los incidentes con tiradores activos, pasando por las brechas cibernéticas, y la lista continúa. Aunque las tecnologías de videovigilancia, control de acceso y detección de intrusos suelen desplegarse en estos entornos, no siempre son capaces de proporcionar un conocimiento completo de la situación. Por esta razón, los equipos de monitorización de audio presentan un valor clave para las agencias gubernamentales y las instalaciones de propiedad del gobierno. He aquí algunos ejemplos.

Tribunales

Las entradas de los juzgados pueden beneficiarse en gran medida del uso de equipos de monitorización de audio y, en concreto, del micrófono Louroe Digifact A para controlar los comportamientos perturbadores. Estas soluciones ofrecen a las fuerzas de seguridad y a los cuerpos de seguridad alertas tempranas en situaciones graves. Sólo con el despliegue de cámaras de videovigilancia, los agentes de seguridad no obtendrán la información completa. Los dispositivos de audio generales, como el micrófono Louroe Verifact® A, pueden colocarse sobre los puntos de contacto entre los empleados del tribunal y el público. El seguimiento de estas interacciones elimina las disputas “él dijo, ella dijo” y revela lo que realmente ocurrió.

Puntos de control de inmigración y aduanas

Ya sea en un aeropuerto o en un paso fronterizo terrestre, los puestos de control de inmigración y aduanas son entornos propicios para la supervisión por audio, ya que las soluciones de audio proporcionan un registro verbal de cada interacción con los viajeros y pruebas adicionales. Las grabaciones de audio pueden revisarse para identificar cualquier comportamiento sospechoso o reclamación inexacta. Para esta aplicación, el conjunto de micrófonos Verifact® de Louroe puede utilizarse en todo el proceso aduanero, desde las zonas de control inicial hasta las salas de entrevistas y las celdas de detención. El audio captado también es admisible en los procedimientos judiciales.

Monumentos nacionales

Desde las bibliotecas presidenciales hasta los grandes museos, la supervisión general de audio es imprescindible para verificar las alarmas y disuadir de posibles delitos. Si una alarma salta en una instalación fuera de horario, el personal de seguridad puede escuchar el audio para determinar si hay un delito en curso. El personal también puede hablar con personas no autorizadas en tiempo real para hacerles saber que están siendo vigiladas y que las autoridades están en camino. En muchos casos, este tipo de aviso sonoro puede disuadir a los individuos de realizar cualquier otra actividad sospechosa.