Cómo el audio actúa como multiplicador de fuerza para la policía


Hoy en día existen varias soluciones de seguridad avanzadas que pueden ayudar a las fuerzas del orden a ser más eficaces en la detección de amenazas, así como en la protección del público. Una de estas maravillas modernas es el despliegue de la tecnología de audio inteligente, como veremos a continuación. Pero antes, exploremos los principales retos a los que se enfrentan las fuerzas del orden.

Lucha contra la delincuencia con menos personal

Disuadir y prevenir los delitos violentos, como los homicidios, los robos y las agresiones con agravantes, son prioridades fundamentales para las ciudades. Sin embargo, a medida que las ciudades se enfrentan al aumento de la delincuencia, muchas de ellas también tienen que lidiar con la escasez de personal policial. De los casi 18.000 cuerpos de seguridad federales, estatales, de condado y locales que hay en Estados Unidos, el tipo de organismo más común es el departamento de policía de un pueblo pequeño, que emplea a 10 o menos agentes, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Más delitos. Menos funcionarios.

Una propuesta de pérdida.

Entonces, ¿cuál es la solución?

Para que un número limitado de agentes pueda proteger adecuadamente a sus ciudadanos, los departamentos de policía están recurriendo a la tecnología. En concreto, muchos confían ahora en los avances de vanguardia, como el análisis de audio, para que actúen como multiplicadores de fuerza, diseñados para amplificar y combinar su tecnología de seguridad pública con los esfuerzos de prevención de la delincuencia.

El poder del análisis de audio 

Un ejemplo son los sistemas de seguridad que integran micrófonos de Louroe Electronics, cámaras de vídeo IP y software inteligente para detectar sonidos específicos como disparos. Los análisis de detección de disparos reconocen la descarga de armas de fuego en una variedad de escenarios. A los pocos segundos de un disparo, el software clasifica el sonido y puede activar una notificación inmediata. El personal de seguridad puede verificar rápidamente la alarma y enviar a los primeros intervinientes, reduciendo el tiempo de respuesta de las fuerzas del orden. Esto puede ayudar a mitigar los daños a las personas y a los bienes.

Otro ejemplo son los sistemas que incorporan análisis de audio de coacción o agresión, que pueden identificar el estrés elevado o la beligerancia en las voces. Esta detección inmediata de la hostilidad verbal permite responder rápidamente a las situaciones que se agravan; el personal puede ser avisado rápidamente si alguien empieza a mostrar signos de agresión. Esto permite una intervención temprana antes de que se produzca un acto de violencia, lo que puede evitar lesiones y salvar vidas.

La conclusión es que, aunque algunas ciudades se enfrenten a un aumento de la delincuencia y a la limitación de los efectivos policiales, las soluciones de seguridad avanzadas están contribuyendo a nivelar el terreno de juego. Eso es un cambio de juego en el que todos ganan.


 

¿Tiene alguna pregunta sobre nuestros productos?
¿Quiere saber más sobre lo que podemos hacer por usted?
Contáctenos ahora.