El poder del audio: cómo los dispositivos de comunicación bidireccionales protegen al personal sanitario y agilizan la atención al paciente


Ahora sabemos que vale la pena invertir en cualquier herramienta que pueda utilizarse para (1) proteger al personal sanitario y (2) agilizar la atención al paciente.

Cuando estalló la pandemia de COVID-19, los hospitales, las consultas médicas y los laboratorios clínicos entraron en pánico. Especialmente después de que los CDC emitieran recomendaciones específicas para las medidas de control de la infección -incluyendo el uso permanente de mascarillas quirúrgicas, respiradores, guantes médicos y batas-, las emisoras de noticias se hicieron eco de los informes sobre la escasez de camas en las UCI y de equipos de protección personal (EPP) en todo el país, mientras los recursos de emergencia del gobierno se quedaban atrás. A medida que se acercaba el verano de 2020 y los casos de COVID seguían aumentando, los centros sanitarios se encontraban al límite.

Aunque las nuevas y numerosas cepas del virus siguen estando entre nosotros, ahora que han pasado dos años, tenemos la ventaja de la retrospectiva de nuestro lado. Con ello, ahora sabemos que cualquier herramienta que pueda utilizarse para (1) proteger al personal sanitario y (2) agilizar la atención al paciente es una herramienta en la que merece la pena invertir. Hoy en día, muchos centros sanitarios recurren a la tecnología de monitorización de audio con comunicación bidireccional para conseguirlo.

Donde los humanos no pueden…

En octubre de 2020, la Biblioteca Nacional de Medicina publicó un estudio en el que se investigaba el efecto que la escasez de recursos tenía en la capacidad de un hospital para maximizar la calidad de la atención durante los resurgimientos y futuras catástrofes. Los resultados mostraron que una medida de la mortalidad global de COVID-19 estaba directamente relacionada con los recursos hospitalarios, el personal y la capacidad de camas.

En febrero de 2021, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos publicó un informe que confirmaba esta conclusión y destacaba la importancia de aplicar estrategias coordinadas de respuesta a las emergencias, con el fin de reforzar la resistencia del sistema sanitario del país para responder a las emergencias de salud pública.

Para hacer frente a estos retos, muchas organizaciones -tanto privadas como públicas- han tomado medidas para incorporar la tecnología de audio con capacidad de comunicación bidireccional a sus sistemas de vigilancia y seguridad de los pacientes, lo que no sólo permite al personal sanitario vigilar a más pacientes a la vez, sino también protegerlos de la exposición a enfermedades infecciosas.

… Audio Can

La integración del técnico de IRM de Verifact 525 proporciona una capacidad de comunicación bidireccional

Cuando la escasez de EPI dificulta la capacidad del personal de enfermería para supervisar a varios pacientes en estado crítico a la vez, por ejemplo, los dispositivos de comunicación bidireccional manos libres, como el Louroe VeriFact 525, permiten una comunicación sin esfuerzo y sin contacto entre una zona remota y una estación base de Louroe, sin ningún riesgo de exposición.

Cuando se integran con el análisis de audio, estos dispositivos también pueden detectar los tonos de los dispositivos médicos, los ataques de tos e incluso los ronquidos, lo que permite al personal de enfermería supervisar a distancia las habitaciones de los pacientes mediante alarmas y notificaciones automáticas que les mantienen informados.

verifact 550 en la habitación del paciente para una comunicación bidireccional

Cuando se instalan en espacios públicos, como salas de espera, puestos de enfermería y entradas de hospitales, los micrófonos con altavoz montados en el techo, como el Louroe VeriFact 550, también pueden utilizarse para combatir la violencia laboral. Cuando se integran con el análisis de audio, estos dispositivos pueden detectar agresiones en la voz de las personas, alarmas de coches, cristales rotos e incluso disparos, lo que permite al personal de seguridad del hospital responder a los eventos con mayor rapidez.

La incorporación de audio también puede proporcionar un contexto crítico cuando se investiga un incidente, extendiendo la tranquilidad a una población de empleados que ha estado demasiado tiempo sin ella. Si se produjera una disputa verbal entre pacientes o una acusación de abuso contra un miembro del personal, la tecnología de monitorización de audio no sólo dilucidaría lo sucedido en el momento, sino que también equiparía e informaría al personal de seguridad para navegar e incluso anticiparse a ese tipo de situaciones en el futuro.

Mirando al futuro

En un mundo en el que las máscaras, el distanciamiento social y las enfermedades infecciosas han cambiado aparentemente de forma irrevocable el funcionamiento de los espacios sanitarios, el audio representa una solución fundamental para el seguimiento y la comunicación con los pacientes.


 

¿Tiene alguna pregunta sobre nuestros productos?
¿Quiere saber más sobre lo que podemos hacer por usted?
Contáctenos ahora.