Lo que los profesionales de la seguridad deben saber sobre el audio y la ley


Las preguntas relacionadas con el monitoreo de audio y la ley son algunas de las consultas más frecuentes que recibimos. Los integradores de seguridad y los usuarios finales a menudo cuestionan la legalidad del audio debido a la falta de información sobre este tema y al temor a las consecuencias que podrían derivarse del cumplimiento no normativo. De hecho, la monitorización de audio es muy legal en los Estados Unidos cuando no hay expectativa de privacidad o cuando se da un consentimiento previo, ya sea expreso o implícito. 

Como consumidores, el audio es una parte integral de la vida cotidiana, desde asistentes virtuales de comandos de voz como Alexa, Siri y las unidades de Google Home. En la industria de la seguridad, el monitoreo de audio es una forma simple y efectiva de aumentar la seguridad y mejorar las operaciones comerciales. A pesar de esto, la confusión y los conceptos erróneos sobre el tema aún persisten. 

Expectativa de privacidad

El primer elemento por comprender con respecto a la legalidad del audio es la expectativa de privacidad. Según la ley de los EE. UU., El monitoreo de audio es legal siempre que no exista una expectativa de privacidad entre las personas monitoreadas. En pocas palabras, esto significa que en los espacios públicos que muestran una señalización clara que indique que se está llevando a cabo una vigilancia por audio en las instalaciones, se elimina la expectativa de privacidad. 

Aprobación

La aprobación puede ser expresa o implícita. Esto significa que una persona puede dar su aprobación verbal / escrita o insinuarla mediante acciones. Si alguien elige permanecer en un lugar público con letreros que indiquen que el área está siendo monitoreada por videovigilancia, eso se considera consentimiento implícito.

Cada estado emplea una ley de consentimiento de “un solo partido” o de “todos los partidos”.

  • Las leyes de consentimiento de una parte establecen que, si usted es parte de la conversación, puede grabarla. De lo contrario, necesitará el consentimiento de una de las partes de la conversación para grabarla. Treinta y ocho estados y Washington DC acatan este tipo de ley de consentimiento.
  • Once estados usan leyes de consentimiento de “todas las partes”, que requieren que todas las partes involucradas en la conversación den su consentimiento para el monitoreo. 

Consulte nuestra página de audio y leyes para ver los estatutos de su estado específico.

Prácticas recomendadas para implementar audio

  • En caso de duda, busque asesoría legal: si tiene preguntas relacionadas con implementaciones específicas, siempre es mejor buscar asesoría legal para asegurarse de cumplir con todas las regulaciones federales y estatales. 
  • Coloque letreros claros y visibles: al implementar soluciones de audio, coloque carteles que informen a las personas que se está realizando una grabación de audio para garantizar que no haya expectativas de privacidad. 
  • Comunique las razones del monitoreo: Tranquilice a los empleados, clientes e invitados de que las soluciones para la seguridad con audio se utilizan para mejorar la seguridad general, la protección y la garantía de calidad.