Una guía del integrador para agregar audio a los sistemas de vigilancia


Como integrador de sistemas, lo más probable es que haya completado docenas, cientos o incluso miles de instalaciones de videovigilancia. Usted sabe exactamente qué hacer cuando su cliente necesita CCTV o quiere expandir su sistema. Pero, ¿qué haces cuando tu cliente te pide que agregues audio a una cámara de seguridad?

Hoy en día, más usuarios finales desean implementar audio para verificación de alarmas, resolución de disputas, administración de visitantes, monitoreo remoto, control de calidad, capacitación de empleados, inteligencia comercial y más. El video solo cuenta una parte de la historia. El sonido proporciona evidencia crítica para comprender no solo lo que sucedió, sino también por qué sucedió algo, así como los motivos subyacentes. El audio proporciona la pieza del rompecabezas que falta, y es por eso que está experimentando una fuerte implementación.

Cuando se trata de agregar audio a un sistema de vigilancia existente, hay dos opciones. La primera es utilizar cámaras con audio incorporado. El segundo es elegir un micrófono externo. El desafío con la primera opción es que las cámaras a menudo no producen grabaciones de audio óptimas ya que el micrófono se coloca dentro de la cámara en lugar de estar montado en un área de la habitación que sea más adecuada para la captación de sonido. Si su cliente requiere audio de alta calidad donde las grabaciones podrían usarse en investigaciones o procedimientos judiciales, debe optar por un micrófono externo. 

Si bien la integración de micrófonos externos con cámaras es simple, hay varios factores a considerar. Aquí hay una guía paso a paso para comenzar. 

  1. Conozca las regulaciones de su estado: Se permite el monitoreo de audio siempre que no haya expectativas de privacidad, como en un lugar público o cuando se haya otorgado el consentimiento. Cada estado tiene una política diferente en cuanto a lo que constituye el consentimiento: es una parte o todas las partes involucradas. Consulte nuestro mapa de audio y leyes para obtener más información o consulte con su abogado local si tiene alguna inquietud específica.
  2. Defina sus necesidades de audio: ¿Su cliente solo busca capturar audio de la escena vigilada? ¿O un oficial de seguridad en una sala de control necesita la capacidad de responder o hablar simultáneamente con alguien en el piso? Estas preguntas determinarán si debe elegir un micrófono simplex (donde el audio se envía en una dirección), un micrófono semidúplex (donde el audio se envía en ambas direcciones, pero una a la vez) o un micrófono dúplex completo (donde el audio se envía en ambas direcciones al mismo tiempo).
  3. Determine el nivel de línea o el nivel de micrófono: los micrófonos emiten dos tipos diferentes de voltaje: salida para nivel de línea y salida de nivel de micrófono. Una salida para nivel de micrófono suele estar en el rango de diez milésimas de voltio, mientras que la salida para nivel de línea es de aproximadamente un voltio. Por lo general, los micrófonos de nivel de línea son las opciones más implementadas, ya que la señal de audio se amplifica (y, por lo tanto, es más fuerte) y presenta una ganancia reducida para reducir el ruido ambiental y mejorar la claridad del sonido. La mayoría de las cámaras de red también admiten entrada de nivel de línea. De cualquier manera, asegúrese de seleccionar un micrófono que tenga un nivel de salida que coincida con el nivel de entrada de la cámara.  
  4. Seleccione el factor de forma y las características correctos: considere dónde se colocará el micrófono. ¿Planea montar el micrófono en el techo? ¿La altura del techo es estándar o es un techo alto que puede requerir que el elemento del micrófono cuelgue más cerca del suelo? ¿Se está instalando el micrófono en un entorno con riesgo de alteración en el que la carcasa antivandálica será clave? ¿Habrá mucho ruido de fondo donde necesite un micrófono que reduzca los sonidos ambientales? Piense en estas respuestas y le ayudarán a seleccionar qué micrófono externo y factor de forma funcionarán mejor en su implementación. 
  5. Defina su fuente de alimentación y reproducción de audio: si está implementando micrófonos de salida para nivel de línea, necesitará una fuente de alimentación. Considere usar una estación base de audio, que no solo alimenta los micrófonos, sino que también brinda funciones de reproducción de audio, así como la capacidad de interactuar con CCTV o DVR. También puede simplificar este proceso seleccionando un micrófono que viene automáticamente con una estación base .
  6. Planifique su configuración de audio: Una de las opciones más comunes es conectar los micrófonos directamente a las cámaras en una configuración plug-and-play. Esto es bastante simple e implica ejecutar el cableado del micrófono junto con los cables de la cámara. Luego, asegúrese de seleccionar la configuración de audio correcta en la propia cámara, como “encender” el nivel de audio o ajustar la tasa de bits, la ganancia, etc. Si elige un micrófono digital que se conecta directamente a un puerto Ethernet, conecte un CAT5 / 6 a un conector RJ45. Busque el nombre del dispositivo y la dirección IP con la herramienta de descubrimiento. Luego, conéctese y configure un nombre de usuario, contraseña y otras configuraciones de audio para su micrófono digital. Por último, seleccione “vista en vivo”. Si desea conectar los micrófonos directamente a un DVR o NVR, aplique 12VDC al micrófono. Luego, conecte el micrófono directamente al audio en el dispositivo de almacenamiento. Finalmente,
  7. Configure su VMS: Primero, asegúrese de que el software para administración de video que utiliza su cliente que admita el tipo de funcionalidad de audio, como audio bidireccional, que su cliente está buscando. A continuación, adapte la configuración de audio en su VMS. Por ejemplo, aunque se puede conectar un micrófono a una cámara, a través del VMS, puede asociarlo con varias cámaras. Esto permite que el video y el audio de una escena se reproduzcan sin importar qué cámara esté viendo el operador. 
  8. Pruebe el sistema: con todo configurado, realice algunas pruebas. Evalúe la captación de audio. Realice los ajustes necesarios. 
  9. Instale señalización: por último, siempre que implemente vigilancia por audio, instale siempre señalización que diga “Monitoreo de audio en estas instalaciones” para garantizar que se elimine la expectativa de privacidad. 

Publicado en Integradores y distribuidores etiquetado Audio, Leyes, Micrófonos